Situada y en marcha

Creo que puedo decirlo sin miedo, ya estoy situada y en marcha. El sábado trabajé, pero de una manera más familiar que los dos días anteriores. Estuve hablando con mi compañera un buen rato, escuchando música, compartiendo vivencias, incluso haciendo planes de turismo para nuestros días libres. Se llama Evelin, tiene mi misma edad, procede de Loja, la sierra ecuatoriana y está aquí para organizar varios talleres y congresos. Además de compañera de trabajo es también mi vecina, y se puede decir que conectamos sin problema desde el primer día y le tengo que agradecer desde estas líneas su continua amabilidad, afecto y todas las cosas que me cuenta y que me ayudan a conocer y entender mejor el país donde me encuentro. Eskerrik asko Evelin!

Al salir de trabajar estaba mi compañero esperándome en la puerta de casa, junto a un chico y una chica más, compañeros suyos.  Nos presentamos, con dos besos, y no con uno solo como llevaba haciendo los últimos días con todo el mundo (detalle que me hizo hasta ilusión), descansamos un poco y nos fuimos todos a cenar y a bailar.

Los tres vienen como voluntarios de Ingenieros Sin Fronteras, para trabajar en las turbinas del río y las energías renovables. Estuvimos toda la noche en un bar con un estilo muy caribeño, entre tragos, risas y bailoteos, que poco se parecían a los de la gente local xD.

Mi gran sorpresa y alegría fue ver una ikurriña colgada de la pared del local, algo que yo creo que emociona a cualquiera cuando está a tantísimos kilómetros de casa🙂. Deja claro que llegamos a todas partes.

El domingo fue para descansar, pasear y conocernos. Comimos el almuerzo típico, que se compone de un caldo calentito calentito y arroz con carne.

Paseando entre el calor y las lluvias propias del clima amazónico visitamos las tiendas de artesanía donde nos enseñaron a utilizar una cerbatana indígena, el malecón por donde pasea todo el mundo tranquilamente, el mercado donde venden los famosos gusanos del amazonas y miles de soluciones milagrosas y callejeamos para situarnos y acostumbrarnos poco a poco a todas esas cosas  que a día de hoy aun nos llaman tanto la atención como para sacarle foto a todo, y que da como resultado albunes interminables.

A pesar de que nuestra intención era ir a practicar un poco de deporte acabamos pasando la tarde en casa de nuestras vecinas, donde pudimos probar el maíz de la sierra preparado en de mil maneras diferentes, riquísimo, mientras arreglábamos el mundo. A esta reunión se unió Lenin, coordinador del proyecto donde yo voy a participar y también vecino. Compartimos información y opiniones sobre la situación  de ambos países, sobre todo en ámbito político. Fue muy interesante y creo que todos ganamos mucho esa tarde.

Con el final del fin de semana, como en el resto del mundo, aquí también toca lunes lunero, y fue intenso cuanto menos, repletito de trabajo y nuevos conceptos. A primera hora reunión con Lenin para entender los proyectos que se están llevando a cabo y diferentes (y muchos) conceptos forestales totalmente desconocidos para mi hasta el día de ayer y para discutir los aspectos de la base de datos que hay que desarrollar.

Al acabar participé en una reunión con las personas que trabajan la madera en el pueblo.

Encima de la mesa había 53 muestras de madera y tenían que analizarlas y decidir a que árbol pertenece cada una. Hablaban de muchas más especies de las que había encima de la mesa, hasta 165, y supieron identificar esos trocitos con solo mirarlos, tocarlos, olerlos y oírlos, ¡admirable!

Tras la reunión comimos todos juntos y compartieron conmigo muchas curiosidades de la selva amazónica mientras insistían en invitarme a comer los famosos gusanos.

Seguido nos fuimos a la Dirección provincial de Medio Ambiente, me presentaron a toda la gente con la que tengo que contactar para el tema de datos forestales, y a la vuelta, otra reunión, esta vez con gran parte de mis compañeros para tratar el tema del stand que va a montar la organización con motivo de las fiestas locales a finales de este mes. Quieren representar un pequeño bosquecito con diferentes especies y así dar a conocer los recursos con los que cuenta la zona gracias al bosque, que son más de los que yo y casi cualquiera pueda llegar a enumerar.

Un día agotador, pero perfecto, actividad e información nueva e interesante constante, y para acabar el día una cenita, o merienda como lo llaman aquí y un helado en el malecón, ¡creo que no se puede pedir más!

La sensación de ir adaptándose a un estilo de vida diferente a un ritmo inimaginable gracias al afecto de la gente, la aportación de la gente local, la información que te llega por todos lados ya sea sobre el país, los bosques, la gente, la gastronomía, el lenguaje, las curiosidades y sentirte como en casa cuando estas lejos de ella y participando en un gran proyecto donde hay mucha gente ilusionada es algo que no se puede explicar con palabras ni fotografías, lo siento, pero para entenderlo bien, hay que vivir.

Hori bai, etxekuak beti faltan botatzen dira.

3 Respuestas a “Situada y en marcha

  1. Tu blog es muy interesante. Ánimo!

  2. Rakel yujuuu…me a dado nostalgia el leer tu espacio tantos recuerdos y ver q mi nombre est en el primer parrafo en la quinta linea, me da muccho gusto hisimos muy buena amsitad chica basca y la chica de la sierra sur…una abrazoa al distancia🙂

    • Nunca olvidaré todo lo que me ayudaste en esos primeros días y lo mucho que hemos disfrutado juntas. Que sepas que en Euskadi hay alguien que siempre te estará esperando con los brazos abiertos. Te quiero amiga🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s