Vuelta a la realidad

Solo han sido 4 días los que he estado alejada de la civilización, pero volver ha sido una experiencia nueva y sorprendente en muchos sentidos, la vuelta es lo que realmente me ha demostrado donde he estado y lo que he vivido estos días, son realidades muy diferentes y la de las comunidades y la selva te atrapa en cuestión de minutos sin darte cuenta.

Según vas adentrándote por el río hacia la flora de la selva vas dejando por el camino todos los sentidos, y los primeros, los de la orientación y el tiempo. Dejas de saber donde estas y que día o hora es. El día empieza cuando sale el sol y se acaba un poquito después de que se esconda. Las comidas se hacen según el cansancio y el hambre y orientarse es tarea imposible para nosotros. En parte, me atrevería a decir que olvidas por momentos quien eres, porque allí no eres nadie, solo un punto minúsculo perdido entre fauna y flora amazónica.

Cuando vuelves, poco a poco o casi de inmediato desgraciadamente, vas recuperando esos sentidos, te preocupas por la hora en la que va a llegar el turno, si va a ser puntual o no porque tienes cosas que hacer, recuerdas lo que te quedó pendiente en la oficina y que tendrás que retomar al día siguiente, camino a casa tienes que pelearte con los coches, con la gente que va de lado a lado y la paz y tranquilidad que has experimentado y vivido va desapareciendo con cada paso que das por las calles de la selva de cemento.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s