Tena

Seguimos en la provincia de Napo, en la ciudad de Tena, o San Juan de los dos ríos de Tena, cabecera cantonal del cantón Tena.

La ciudad es el centro político de la provincia, alberga los principales organismos gubernamentales, culturales y comerciales.

Es un sitio tranquilo y agradable. Ideal para una visita corta, paseando y disfrutando de la tranquilidad a pesar de estar en una ciudad grande.

Tras un agradable paseo nocturno por la ciudad y dormir como bebes empezamos el domingo con un desayuno que prometía mucho pero que no valía para nada, y eso es lo que pasa cuando una cafetería se centra más en timar a los extranjeros, guiris o gringos que en servir algo bien hecho. Nunca pensé que un chocolate podría llegar a estar tan malo, de verdad, si alguna vez pasáis por Tena, no intentéis tomar algo en “La tortuga”, os arrepentiréis siempre.

Para olvidar penas nos dirigimos a la entrada del parque amazónico La isla, pero en vez del puente que tenía que llevarnos hasta la entrada nos encontramos con un cartel que decía que dicho puente ya no existía y que siguiéramos andando hasta la orilla del río donde una barquita nos llevaría hasta la isla. No entendíamos nada, pero la persona encargada de la barca nos lo explicó. A finales del año pasado, tras fuertes lluvias y una gran subida del nivel del río el parque quedo inundado, varios animales escaparon y el puente quedó destruido.

El parque se encuentra entre los ríos Pano y Tena. Es un centro de interpretación ambiental donde se difunde el valor de nuestro bosque y la conservación de los recursos naturales a través de educación ambiental.

El Parque se constituye en un muestrario del

ecosistema amazónico, en donde la flora nativa se observa en todo su esplendor. A pesar de que la riada devasto varias zonas pudimos estar cerca del tapir, jugar con los monos, buscar parecidos razonables con los chanchos, subir al mirador (22 metros) para respirar la tranquilidad de la vista amazónica y pasear entre la flora más variada. Además, debimos de caerle bien al tapir porque al acabar el recorrido y dirigirnos a la barquita para volver a la ciudad decidió venirse con nosotros y cruzar el rio a nado.

Y para compensar el desayuno, al volver del parque nos fuimos a comer, y ahora sí, acertamos, y a pesar del ataque de la cerveza congelada comimos tranquilos, en una terraza, con un buen servicio y platos de calidad. El resto de la tarde es fácil de explicar, relax. Paseíto cerca del rio y por el centro de la ciudad hasta que llegó la hora de volver a casa.

Y como en toda salida o visita tena también tiene su historia o leyenda, y en esta ocasión le ha tocado a los ríos Pano y Tena y el origen de sus nombres. Pano era un hombre y Tena una Mujer. Tena era hija de un Cacique que vivía en el Alto Tena, mientras Pano vivía en las aldeas bajas. Los dos jóvenes se conocieron y se enamoraron, pero sus padres nunca estuvieron de acuerdo con esta relación. Tena en su desencantó y al no ser entendida se suicidó lanzándose al río. Pano al conocer de la noticia hizo lo mismo. Los dos fundieron su amor con la muerte y para siempre en el más allá. 

 

 

Una respuesta a “Tena

  1. LA PROXIMA VEZ QUE VENGAS A TENA VISITA LAGUNA AZUL ES UN VERDADERO PARAISO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s